Archivos para mayo, 2012

Cuando tras conocerse los resultados electorales de las pasadas elecciones andaluzas se plantearon dos posibles escenarios de actuación para IU Andalucía; apoyar un gobierno del PSOE desde dentro o desde fuera (la posibilidad de permitir un gobierno del PP estuvo descartada en todo momento), muchas fueron las voces que alertaron del peligro que podía correr la federación de izquierdas si decidía formar gobierno con los socialistas andaluces. Militantes tanto de IU Andalucía como de otras federaciones regionales advertimos del riesgo que podía conllevar el formar un gobierno de izquierdas con quien durante varias décadas no ha hecho sino sucumbir a los intereses de los poderosos. Muy gráfica fue la advertencia de Juan Manuel Sánchez Gordillo (Diputado Andaluz de IU y líder del CUT-BAI); Quien se baña con los puercos inevitablemente acaba oliendo como ellos.

Tras realizar un proceso de negociación y una consulta a las bases de IU Andalucía, la dirección de la organización opto por formar un gobierno en coalición con el Partido Socialista de Andalucía en el que tres Consejerías de la Junta recaerían en miembros de IU.

Pasadas apenas unas semanas de la toma de posesión, la Junta de Andalucía anuncio hace unos días un plan de recorte de 2.700 millones de euros. Inmediatamente la indignación creció tanto en el conjunto de la ciudadanía Andalucía como en el seno de la propia IU. Tras que varios órganos internos de IU Andalucía mostraran su más absoluto rechazo a este plan de recortes, los Consejeros de la Junta de IU obligaron al resto de la Junta a paralizar el citado plan.

Respetando en todo momento la soberanía de los compañeros de Izquierda Unida de Andalucía, por el bien de este proyecto político federal, el resto de afiliados a esta organización tenemos el deber moral de exigir tanto a la dirección de IU Andalucía como a los propios miembros del Gobierno andaluz afiliados a IU que reculen y echen atrás de forma definitiva  los recortes anunciados hace apenas unas semanas.

Es cierto que la coaccionaría amenaza de intervención del Gobierno del señor Rajoy se cierne sin piedad sobre esta comunidad, pero ante todo esta organización tiene que tener en el centro de sus políticas a la ciudadanía, y si en la actualidad se antoja imposible para los consejeros de IU de la Junta de Andalucía rebelarse y desobedecer los dictados neoliberales del PP y de los mercados, por el bien del proyecto federal de esta organización deberían romper el pacto de gobierno con el PSOE y abandonar inmediatamente todas sus responsabilidades dentro de la Junta de Andalucía.

En estos momentos de brutal crisis económica el conjunto de la clase trabajadora española va examinar con lupa la actividad de IU en la Junta de Andalucía, y bajo ningún concepto nuestra organización debe defraudar o traicionar a los miles de ciudadanos españoles que decidieron confiarle su voto.

Hoy más que nunca es necesario el buscar una salida social, justa y de izquierdas a la crisis, y si desde la Junta de Andalucía no se va  poder realizar por la injerencia de terceras personas (llámese Partido Socialista de Andalucía o Gobierno de Mariano Rajoy), la dirección de IU Andalucía tendrá que tomar una decisión coherente con sus principios por muy dolorosa que pueda llegar a ser la misma.

Sirva esta de introducción a sucesivas líneas en las que se recogerán las luchas silenciadas de esas mujeres a las que tanto les debemos.

MUJERES REPUBLICANAS

Los progresos sociales y políticos proyectados con la llegada de la II República, se plasmaron también en el ámbito de la mujer. Las reivindicaciones femeninas hicieron alentar una esperanza en la lucha de las mujeres por salir del ostracismo y marginación, en el que habían permanecido a lo largo de tantos años. La pretensión de conseguir una igualdad y un reconocimiento del papel de la mujer en la sociedad española, hizo que la movilización femenina englobara a muchas de ellas que llevaron las peticiones a la calle y reivindicar los derechos que les correspondían.

La mujer estaba postergada en exclusividad al servicio de sus familias y hogares, una sumisión profunda a los maridos, teniendo papeles secundarios en cualquier orden de la sociedad y sin tener participación, ni capacidad de decisión.

El inicio de la guerra civil multiplicó los esfuerzos colectivos de las mujeres para exigir una serie de intereses comunes, pero sobre todo, para evidenciar el papel protagonista femenino con la creación de espacios de lucha y la valoración de su presencia en el bando republicano.

El desarrollo de la “Agrupación de Mujeres Antifascista” en labores de retaguardia, en la creación de comités de ayuda y auxilio y en la organización del trabajo femenino, ocupando las vacantes de los hombres que iban al frente de batalla, hizo que muchas mujeres se comprometieran en la lucha y en la salvaguardia del sistema republicano y democrático. La movilización fue generalizada y ayudó a que las mujeres salieran del entorno tradicional de sus casas y se unieran al combate y a la ayuda desinteresada a favor de la República. Fue un hecho generalizado, espontáneo y natural, sin ningún tipo de presión y actuando con naturalidad e independencia, teniendo una influencia en movimientos y asociaciones femeninos que se crearon con posterioridad.

Sin embargo, con el final de la guerra y la derrota de las fuerzas republicanas, el régimen dictatorial recién instaurado puso en marcha, desde antes de finalizar la guerra una represión sistemática, metódica y premeditada, que perduró durante muchos años, hasta construir una de sus principales señas de identidad. El panorama general que se vivió entre los partidarios de la República, no pudo ser más desastroso: miseria, hambre, delaciones, exilio, represión y muerte, reflejándose la dureza de la posguerra en la vida cotidiana de los vencidos. Juicios sumarísimos, cárceles saturadas, campos de concentraciones, compañías de trabajo, censuras, ley de fugas, fusilamientos y control estricto en todas las facetas de la vida, estuvieron a la orden del día.

La represión franquista no fue menos con las mujeres, odiadas y vilipendiadas, por su trabajo y esfuerzo en tiempos de guerra. El ideal de mujer difundido por la nueva España falangista y de ideología nacional-católica, consideraba que su espacio vital era la reclusión en el hogar y la sumisión en su papel de esposas y madres. Algo a lo que la mujer republicana se negó, debido a que estaba luchando contra esas imposiciones tradicionales y arcaicas. Por este motivo, las mujeres fueron víctimas de una crueldad y una presión social, política e ideológica, inclusive más fuerte que a sus propios compañeros. La sección femenina de Falange contribuyó a la expresión y desarrollo de ese ideal de mujer, alentado y apoyado desde todos los sectores eclesiásticos.

Las “rojas” como así fueron calificadas, sufrieron una estigmatización social grande, siendo víctimas de actos de deshonra y humillación como la toma de aceite de ricino y el famoso corte de pelo al cero, para que la gente conociera públicamente su papel de “roja” o familiar de republicano, una especie de sanción y escarmiento que se generalizó y desarrollo como si fuera una ceremonia social, en la que las protagonistas eran ellas, acusadas y represaliadas por sus verdugos falangistas.

A pesar de la represión y las circunstancias negativas que tenían, muchas mujeres republicanas, contribuyeron de manera amplia a la lucha y al combate antifranquista. Ellas tomaron parte activa y esencial en las actividades políticas a favor de la vuelta a la legalidad republicana. Desde la clandestinidad trabajaron y combatieron en labores de propaganda y agitación, siendo enlaces y apoyo clandestino, estaban comprometidas a esa causa y fueron militantes en organizaciones políticas de izquierda. También participaron en la lucha armada, dentro de las agrupaciones guerrilleras que combatieron a las fuerzas del orden franquistas, a lo largo de toda la geografía española, tomando parte directa en la lucha o siendo los principales puntos de apoyo de los guerrilleros.

La desmoralización y el temor estaban presentes en aquellas mujeres combatientes, combinados a la vez con la confianza y valentía en conseguir sus propósitos. Eran sentimientos que cohabitaban en el interior de cada una de ellas, precavidas ante el trabajo clandestino, pero arriesgadas en las labores y actividades políticas, para que regresaran las condiciones de libertad y democracia, en el seno de la sociedad española.

Su temprana participación en organizaciones políticas, ya fueran juveniles, como la JSU o en el PCE, casi todas estuvieron en la guerra civil militando en esas organizaciones, sufrieron varias detenciones que no les impidieron seguir con valentía y decisión en la lucha antifranquista clandestina, siguieron combatiendo en el interior de las cárceles en contra de la represión de sus opresores y cuando salieron en libertad, todas tenían la conciencia clara de que no estaban arrepentidas de su trabajo y esfuerzo combatiente y que si lo tuvieran que repetir, lo hubieran hecho de igual manera.

Extraido de la web de Gazte Komunistak;  http://www.gaztekomunistak.org/node/1498

Hoy día 22 de mayo toca acordarse de uno de aquellos infiernos fascistas en los que durante décadas la barbarie franquista torturo, asesino y represalio a miles de ciudadanos españoles.

Hoy día 22 de mayo toca acordarse del Penal del Fuerte Alfonso XIII o también conocido como Fuerte de San Cristóbal. En esta fortaleza militar enclavada en la cima del monte Ezkaba de Pamplona, durante años (1934-1945), el régimen franquista torturó a miles de reclusos en condiciones infrahumanas.

Durante la posguerra y la dictadura, la gran mayoría de los recluidos en este infierno fueron republicanos, comunistas, anarquistas o sindicalistas. Estos presos sufrieron en sus propias carnes las condiciones infrahumanas propias de un penal como este. Las palizas, las chinches y piojos, la falta de luz y alimento, y las grandes humedades condujeron a la muerte a cientos de recluidos. La gran mayoría de estos cadáveres, fueren enterrados en un cercano paraje hoy dia conocido por Cementerio de las Botellas. Este peculiar nombre, tiene su origen en que todos los cadáveres eran enterrados con una botella de cristal entre las piernas. Dentro de estas botellas se introducían pedazos de papel en el que figuraban los datos de los allí enterrados, pero con el paso de los años, la gran mayoría de estos papeles se desintegraron dificultando la identificación de estos cadáveres.

En este oscuro lugar, el 22 de mayo de 1938 tuvo lugar uno de esos tantos acontecimientos que las décadas de nacional-catolicismo franquista intentaron olvidar sin éxito. Aquel dia, en aquel monte cercano a Pamplona, tuvo lugar la mayor fuga de un penal franquista, y una de las mayores de las acontecidas en la historia de Europa, tanto por el número de participantes como por las sangrientas consecuencias.

Esta fuga fue preparada por unos treinta presos de forma minuciosa. La operación se inició a la hora de la cena, momento en que había más dispersión de los guardianes. En distintos grupos fueron desarmando a varios de ellos y tras coger su armamento, se dirigieron a donde estaba cenando la compañía de soldados de guardia. Hay que destacar que únicamente murió un soldado como consecuencia de un golpe en la caveza al oponer resistencia. Posteriormente rindieron también a los soldados de las garitas. En una media hora el fuerte fue tomado por los reclusos, que salieron al exterior.

Un soldado que volvía de Pamplona se apercibió de lo que estaba ocurriendo y bajó a la ciudad a dar la voz de alarma. Además, un preso, el falangista Ángel Alcázar de Velasco, encarcelado tras los sucesos de abril de 1937 en Salamanca, también corrió monte abajo para avisar.

Cuando los camiones de los militares con grandes reflectores se acercaron hacia el fuerte, algunos de los presos desistieron en su fuga, de tal forma que fueron contabilizados 1.692 presos a las 3:30 de la madrugada. Se fugaron, por tanto, 795 de los detenidos, que iban mal calzados y vestidos, desnutridos, con escasos fusiles y en desbandada, sin organizar un plan de huida. Se inició inmediatamente la caza de los mismos, que sin apenas resistencia fueron siendo abatidos y detenidos. Consta que el mismo día 23 se detuvo a 259 evadidos, el día 24 ya eran 445 y los días sucesivos a grupos menores. El último fue capturado el 14 de agosto, tres meses después, siendo apodado “Tarzán”, por aguantar tanto tiempo sólo en el monte.

De los 795 fugados fueron detenidos 585, pasando sólo la frontera francesa tres de ellos, e identificando 187 cadáveres, a los que hay que añadir 24 muertos más sin identificar. Esto da, según la contabilidad del fuerte, cuatro más, que pudieran ser huidos de la represión en la retaguardia encontrados tras las intensas pesquisas desarrolladas para capturar a los fugados del fuerte. Aunque la mayor parte pereció en Ezcabarte, que es la cara norte del monte, en Oláibar y en Baztán, la mayoría está registrada en Ansoaín en la falda sur del monte. En total, 211 asesinados durante la captura de los fugados. De los capturados, 16 fueron sometidos a juicio acusados de ser cabecillas, uno fue internado en el manicomio de Pamplona y 14 de ellos fueron condenados a muerte. Estos fueron fusilados en la Vuelta del Castillo, detrás de la ciudadela el 8 de septiembre de ese mismo año: Gerardo Aguado Gómez, Teodoro Aguado Gómez, Bautista Álvarez Blanco, Calixto Carbonero Nieto, Antonio Casas Mateo, Daniel Elorza Ormaetxea, Antonio Escudero Alconero, Ricardo Fernández Cabal, Francisco Herrero Casado, Francisco Hervas Salome, Primitivo Miguel Frechilla, Miguel Nieto Gallego, Rafael Pérez García y Baltasar Rabanillo Rodríguez.

En las posteriores diligencias aparece el delator falangista Ángel Alcázar de Velasco, que vio reducida su pena. Con la reducción de penas también se vieron agraciados otros 60 internos por colaborar. El director del establecimiento, Alfonso de Rojas, fue destituido de su cargo.

La negra historia de este penal cuenta con más de 200 fallecidos, entre enfermos, fugados y fusilados.

Desde que hace una pocas décadas se iniciara el camino por recuperar la memoria histórica, decenas han sido los cadáveres exhumados e identificados en los alrededores de este penal, pero a día de hoy aun son muchos más los cadáveres de inocentes los que reposan en este enclave esperando a ser exhumados para evitar que su historia caiga en el olvido. En este capítulo es digna de mención la Asociación Cultural Txinparta, la cual durante los últimos años lleva realizando un innegable trabajo por recuperar la Memoria Histórica de aquel lugar, así como por exhumar e identificar los restos que de aquellos represaliados.

En definitiva, desde aquí quiero rendir mi particular homenaje a todos los inocentes que perdieron su vida en aquel trágico lugar. Las generaciones posteriores tenemos el deber y la obligación moral de dar a conocer lo sucedido en aquel lugar, para evitar que todos aquellos héroes anónimos caigan el oscuro olvido. Todos ellos perdieron la vida por creer en un mundo mejor víctimas de la sin razón, pero su historia no morirá mientras les sigamos recordando y homenajenado.

No nos toman el pelo cuando UPN – PP recortan las prestaciones sanitarias a los inmigrantes “sin papeles” o establecen el repago farmacéutico de jubilados y jubiladas y nos dicen que son medidas para garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario público, ¡mienten!  No nos  toman el pelo cuando nos dicen que es necesario para mejorar la calidad de la asistencia sanitaria, ¡mienten! Nos asustan cuando nos dicen que es  la única manera de asegurar nuestras prestaciones. Mienten, también.

No nos toman el pelo cuando justifican la restructuración del Sistema Navarro de Salud-Osasunbidea, o la privatizan las cocinas y nos dicen que es  por nuestro bien, aunque no lo entendamos. ¡Mienten!. Insultan a nuestras entendederas, cuando nos riñen por discrepar, por no arrimar nuestros hombros a los suyos y cuando nos tratan de poco constructivos, poco comprensivas, de no ser propositivos, de tener poca sensatez.

¡Qué perverso! ¿No?: Oiga, que para poder atenderle a usted y atenderle mejor, no hay más remedio que limitar la atención a su vecina. Que si no, usted se verá perjudicado. Usted y todos los que son como usted que somos de aquí…. Que sí, que es vedad que dejamos a muchas personas desprotegidas, excluidas, desesperadas, sin ninguna salida, pero a usted le conviene y mucho: no es sólo que así podrá ser atendido como hasta ahora, será mucho mejor porque usted estará mejor atendido. Además toda esta gente que viene de fuera, se irá, y además no vendrán más, que ya vale, que colapsan nuestros servicios sanitarios. Tranquilícese usted, no se preocupe que en Navarra atenderemos a los “presinpapeles” empadronados antes del primero de mayo, mientras se van yendo, ¡que ya les vale! A los “postsinpapeles”, cuando estén  muy pachuchos los atenderemos en urgencias y si la cosa no es tan grave, ahí está la beneficencia que nuestro pueblo siempre ha sido un pueblo muy solidario y caritativo.

¿Es que no se da cuenta? Que las personas mayores gastan muchas medicinas, que viven muchos años y tienen muchos achaques, que paguen algo ¿no? Que sí, que la mayoría tienen pensiones muy bajas, pero ¿qué son 10 €?; ¿de qué se quejan?; ¿de que tienen que adelantar el dinero?, Pero,… ¡si se lo vamos a devolver! Que son unas exageradas… Claro que esto va a suponer más gasto en la gestión que el ahorro que supone; más será muy didáctico para nuestros mayores que toman demasiadas medicinas. Y eso de que son los médicos quienes recetan ¿?, no crea, que estos viejillos y viejillas usan muchas tretas y el personal sanitario es muy despistado, no hace falta más que comprobar lo mal que escriben y prescriben. Otra cosa es la medicina privada,.. Oiga, ¡qué bien funciona! Pronto usted podrá disfrutar de ella.

¡Que no se queje tanto!,  ¡que es usted un insolidario! ¿Qué le cuesta cada vez que compra gasolina para su coche, pagar poco más de 1 eurito de nada? Ese día no compra su barra de pan que le vendrá bien para bajar barriga.

¿No le parece que ya venía siendo hora de que los gestores de nuestro dinero público, piensen como una empresa privada? Ahí están algunas de nuestras empresas públicas.

Mire usted, que nosotros los del PSN, manteniéndonos en el gobierno somos los que estamos evitando que esto sea peor, si no fuera por el PSN ni se imagina lo mal que le iría a usted, a las personas inmigrantes les iría peor. De los niños y niñas hasta los 3 años, de los jóvenes y las mujeres, ¡buf!; ni hablamos. Por eso, seguimos en el gobierno aunque estemos aplicando con Unión del Pueblo Navarro, casi sin chistar las medidas del Partido Popular en el estado. Además, ¿Se imaginan, unas elecciones anticipadas y algunos de los grupos políticos con menos diputados y concejales? Está claro que no puede ser.

Ni nos toman el pelo, ni lo pretenden. ¡Mienten!, ¡manipulan!, ¡tergiversan!, ¡confunden!, difundiendo propuestas y contrapropuestas, ¡recriminan! Nos quieren hacer creer que la única salida es el bienestar de cada uno y el de los nuestros, frente al de todos. Tratan de meternos el miedo en el cuerpo, de paralizarnos, de despertar nuestros instintos más viscerales y menos racionales de autodefensa, de individualismo. Con nosotros y nosotras, no lo conseguirán.

Marisa De Simón Caballero, Parlamentaria de Izquierda-Ezkerra

Izquierda Unida exige una rectificación inmediata y “responsabiliza política y jurídicamente al diario La Razón, a sus directivos,  y a los periodistas responsables de esa publicación, de cualquier consecuencia que en el ámbito personal, de su seguridad  o de sus derechos tuviera esta publicación para los estudiantes afectados”

Enrique Santiago, secretario de Refundación y  Movimientos Sociales de IU, señala que “los ciudadanos no nos vamos a amedrentar en la defensa del Estado Social”

Izquierda Unida manifiesta su repulsa y estupefacción ante la portada publicada en el dia de ayer por el diario derechista La Razón, señalando a cinco estudiantes, -con nombres y apellidos, publicación de datos personales y difusión de su fotografía-  calificándolos de “agitadores”.  Enrique Santiago, secretario federal de Refundación y Movimientos Sociales, denuncia la intención del periódico de  “criminalizarlos y responsabilizarlos ‘preventivamente’ de cualquier desorden público que se pudiera causar en los próximos  días a consecuencia de las protestas convocadas  –normales en un país democrático-  contra los inauditos recortes educativos aprobados por el  gobierno de Rajoy”.

Para Santiago, “este pseudo-periodismo inquisitorial genera peligro evidente para la integridad de los estudiantes señalados por el diario derechista”,  además de atentar contra su derecho al honor y a la intimidad, derecho que, para Izquierda Unida, “deberían tener intacto y serles respetado en las mismas condiciones,- o quizás mas después de este exceso- que cualquier periodista o directivo de La Razón”. Izquierda Unida animará a los estudiantes afectados a iniciar acciones judiciales en defensa de sus derechos vulnerados por esa portada estigmatizadora impropia de periodistas serios y responsables, a la vez que les ofrece apoyo desde este momento para exigir que la Agencia de Protección de Datos investigue como ha accedido La Razón a datos personales de los estudiantes criminalizados en su portada de hoy.

“Ya es hora de que la caverna mediática conservadora –asegura Santiago- asuma que en democracia todo el mundo tiene derecho a protestar sin ser estigmatizado por ello, así como reconocer la indignidad que supone realizar ‘señalamientos’ preventivos como el efectuado”, que además de a los derechos ya mencionados, “pueden afectar a la seguridad e integridad personal de los afectados, sus familiares y sus allegados”. Izquierda Unida responsabiliza política y jurídicamente al diario La Razón, a sus directivos,  y a los periodistas responsables de esa publicación, de cualquier consecuencia que en el ámbito personal, de su seguridad  o de sus derechos tuviera esta publicación para los estudiantes afectados.

Asimismo, y más allá del inaceptable suceso aquí denunciado, Izquierda Unida hace un llamamiento  a la sociedad a que “se mantenga firme en la defensa de los derechos sociales y políticos conseguidos gracias a las luchas ciudadanas durante la transición política y conquistados por el pueblo español frente a la dictadura” que, como explica Santiago, “nos privó de esos derechos democráticos durante 40 años”. Para IU, el diario La Razón, tras su indigna actuación de hoy, “se sitúa entre los herederos de la dictadura, al menos ideológicamente”.

En el mismo sentido, y denunciando “la escalada represiva contra la juventud”, Carlos Martínez, coordinador del Área de Juventud Federal de IU, denuncia que “un Estado que se dice democrático no puede reprimir de forma tan sistemática y brutal a las personas que están protestando de forma pacífica. Para Martínez, los y las jóvenes “no somos la generación Ni-Ni, sino la generación que a pesar de ser la más preparada, soporta tasas de desempleo de más del 50%, tiene que emigrar para conseguir un futuro digno o sobrevivir a situaciones de precariedad extrema”. “Mientras –continúa el coordinador de jóvenes-  los corruptos herederos del régimen dictatorial siguen con sus privilegios y los directivos banqueros cobran primas millonarias por gestiones nefastas”.

Ambos responsables de IU señalan que “los ciudadanos no nos vamos a amedrentar en la defensa del Estado Social, mucho menos cuando se desvían los fondos destinados a éste, procedentes de nuestros impuestos, para enriquecer aun más al sector financiero privado y a los causantes de esta inmensa crisis, consecuencia de las políticas criminales del neoliberalismo”. Como garantiza Carlos Martínez, “a pesar de su represión, continuaremos en las calles”.

Desde Izquierda Unida se exige una rectificación inmediata del diario La Razón y  como explica Enrique Santiago “esperamos que nunca tenga que enfrentarse a una dosis de su propia medicina”.

Por último, desde la formación política, se invita a la sociedad civil a acudir a las movilizaciones estudiantiles convocadas para mañana 10 de mayo y a secundar la Huelga educativa del próximo 22 de mayo, con motivo de las últimas reformas educativas aprobadas por el gobierno.

Ante los últimos vergonzosos acontecimientos  protagonizados por la familia real española, son muchas las voces que hasta ahora no se habían posicionado al respecto y que en este momento relaman la abdicación de Juan Carlos I, la necesidad de un referéndum en el que la ciudadanía elija república o monarquía, o la instauración de la III República. Mientras tanto, en los mentideros madrileños se comenta que la Zarzuela ya ha echado a rodar toda su maquinaria protocolo-propagandística  para preparar la sucesión de Juanito I y salvar de la mejor forma posible la crisis en la que se haya enfangada la monarquía española.

Por lo mencionado en el párrafo anterior, el discurso republicano está hoy más vivo que nunca, y cuestiones como la del referéndum, la abdicación o la instauración de la República son hoy más escuchadas que nunca.

Antes que nada, me gustaría aclarar dos conceptos; Referéndum y República. El Referéndum es un mecanismo democrático que da la opción de que la ciudadanía manifieste su voluntad al respecto de una cuestión en concreto, mientras que República es un sistema político sinónimo  a su vez de plena democracia, ya que en él todos los ciudadanos del estado en cuestión tienen los mismos derechos y obligaciones de forma totalmente veraz.

Al hablar sobre la hipotética y futura instauración de la III República Española, la mayor parte de las voces republicanas (ya sean partidos políticos, asociaciones republicanas o republicanos anónimos) suelen coincidir en la petición de un referéndum que permita a la ciudadanía manifestar su voluntad al respecto. El referéndum que a priori parece indispensable para llegar a la ansiada III República, es una peligrosa arma de doble filo totalmente inadecuada para esta cuestión.

En la cuestión republicana, el hecho democrático no reside en la utilización de un referéndum que de la opción de elegir entre república o monarquía, sino que únicamente y exclusivamente el hecho democrático radica en la instauración de la III República Española, y por consiguiente en la instauración de la plena democracia. 

Por muy mal que suene, podemos afirmar que la ciudadanía española carece de la madurez político-democrática necesaria para responder correctamente ante semejante situación. Esta última no es una afirmación baladí ni un desprecio gratuito hacia el grueso de la ciudadanía, sino que es una realidad que se puede ratificar contrastando  los resultados de los últimos procesos electorales acontecidos en este país. En las pasadas elecciones generales del 20 de noviembre, ante una situación de brutal crisis económica, la ultraderecha neoliberal representada por el Partido Popular alcanzo el gobierno gracias a los votos de la clase trabajadora española. ¿Qué ha hecho el señor Rajoy nada más llegar al poder?, estrangular  a la clase trabajadora mediante una indecente Reforma Laboral, e iniciar una orgia de desenfrenados recortes. ¿Acaso no aventuraba este oscuro panorama la ciudadanía española?, claro que sí, pero aun así lo alzo al poder.

Con el caso de la hipotética instauración de nuevo de la Republica en España podría suceder lo mismo, la practica totalidad de la población reconoce a la monarquía como un ente arcaicamente antidemocrático, corrupto e innecesario, pero aun así gran parte de la población se considera monárquica o juancarlista. ¿Cómo reaccionaría esta población ante un hipotético referéndum? ¿Estarían a la altura de la decisión? Y más aun teniendo en cuenta la probable presión que ejercería tanto la derecha política como la caverna mediática para perpetuar el actual sistema monárquico.

Por todo ello, es necesario que los republicanos actualicemos nuestro discurso dejando de lado la cuestión del desdichado referéndum. Nosotros queremos instaurar la plena democracia, no que se nos deje elegir entre democracia o no democracia. A buen seguro que cuando llegue este transcendental momento habrá republicanos de nuevo cuño que pidan un referéndum vinculante (bien por ellos), pero nosotros los republicanos de convencimiento  tenemos que exigir la instauración de la III República y por consiguiente la instauración de la plena democracia sin ningún tipo de condición ni tapujo.