Archivos para agosto, 2012

Poesía revolucionaria.

Publicado: agosto 25, 2012 en Uncategorized

¿Quien dijo que la literatura no puede ser revolucionaria?

Hoy os invito a que conozcáis una web en la que literatura, poesía y política se enlazan dando lugar bellos versos cargados de rabia y compromiso.

Como pequeño  aperitivo de lo que podéis encontrar en esta web os dejo dos poesías, una dedicada  a los 5 Héroes Cubanos y otra dedicada a la ciudad de La Habana.

http://www.danielasturies.blogspot.com.es/

LIBERTAD PARA LOS CINCO

Cuba entera llora vuestra ausencia
Llora vuestra cruel e injusta condena
por parte del imperio norteamericano que os encadena
a la cárcel, a la tortura, a la represión y a la violencia
Vosotros, cinco héroes de la resistencia
Cinco cubanos detenidos sólo por ser comunistas y ser revolucionarios
Cinco personas, sinónimo de la desobencia
reflejo de los cantos de lucha proletarios
Vosotros sois los verdaderos presos políticos cubanos
detenidos por ser rebeldes e inconformistas
por llevar un mundo nuevo en vuestros corazones,
un mundo solidario e antiimperialista
Vosotros que sois perseguidos y torturados
en suelo americano
Libertad para los cinco héroes cubanos
libertad para nuestros compañeros de lucha y nuestros hermanos.
DESDE LA HABANA
Desde la Habana contemplo a un pueblo
que emana inconformismo
Un pueblo valiente y noble
que puso en jaque al imperialismo
Un pueblo donde miles de personas
siguen resistiendo
los embistes de un sistema bárbaro y decadente
al que seguimos combatiendo
Desde la Habana miles de personas
me abrieron las puertas de sus hogares y corazones
Miles de personas que siguen demostrando
que son necesarios nuevos cantos de revoluciones
Miles de personas que resisten los embistes de potencias extranjeras
Miles de personas que simbolizan la lucha de la clase obrera
Miles de personas que sembraron la tierra
con semillas de la esperanza
de los que brotan nuevos frutos
tras grandes esfuerzos de la labranza.

La X Asamblea Federal de IU se presenta como una oportunidad para dar respuesta al reto de la Izquierda en estos momentos clave de la lucha de clases, en la que el capitalismo del siglo XXI, el especulativo, a través de sus brazos, el armado, con la OTAN, el político, con los partidos de la derecha autoritaria, y el social, desde los movimientos anti-política, trata de consolidar su dominio ideológico imponiendo un nuevo modelo de relaciones sociales y laborales sustentado en un nuevo sistema institucional, que dé soporte constitucional a una nueva correlación de fuerzas.

En este nuevo sistema que se pretende imponer, los derechos no existen. La vivienda, el trabajo, la sanidad, la educación, etc. deben administrarse como negocios sobre la base de la rentabilidad económica porque no existen servicios públicos sino oportunidades para el negocio. Creen que la liberalización debe ser lo más amplia posible y las relaciones laborales deben de estar desregularizadas.

Para avanzar en sus objetivos deben separar a la población de la política. Para ello los partidos son desautorizados todos por igual, los sindicatos, difamados, las movilizaciones se convierten en problemas de orden público y hasta las organizaciones empresariales deben de ser desarticuladas para que sea el capital especulativo, a través de sus terminales, quien imponga sus decisiones directamente, sin intermediarios, con la mínima contestación posible.

En este marco, el retroceso de la situación de la mujer es un elemento ideológico de primer orden para recuperar el control de la familia tradicional como instrumento al servicio de la ideología dominante.

Al mismo tiempo, necesitan difuminar las caras de los culpables de la crisis. Ahora se culpabiliza a la ciudadanía, a la que se le dice que ha ‘vivido por encima de sus posibilidades’, y cambian también el significado de la palabra austeridad. En lugar de significar una gestión adecuada y sin excesos de los recursos públicos para cumplir con las necesidades de la sociedad, quieren utilizar la austeridad para justificar recortes y eliminar derechos sociales.

En la misma lógica, la culpa que tienen la Banca en la crisis se cambia por la criminalización de ayuntamientos y autonomías para recuperar un Estado centralista, mas fácil de controlar. El objetivo de esta ofensiva ideológica de la derecha es romper la acumulación de fuerzas que empezaba a producirse contra el bipartidismo y los causantes directos de la crisis.

Por lo tanto, cada vez está más claro que el capital especulativo, así como la derecha política y económica tienen un proyecto de sociedad que tratan de desarrollar de una forma suave para evitar respuestas, intentando ganar batallas sin plantar cara. Una vez conseguido el dominio ideológico buscaran dar el golpe de gracia, situar fuera del sistema a las fuerzas que lo cuestionen, utilizar todos los instrumentos que se han ido construyendo estos años para que la ‘nueva dictadura’ entre sin violencia, aunque a la hora de la verdad aparecerá la fuerza (ya está apareciendo), es decir, toda la violencia institucional que sea necesaria para mantener su dictadura.

La derecha, ampliando el camino iniciado por el PSOE, realiza un proceso constituyente para configurar una nueva realidad social e institucional. La Constitución de 1978 le resulta pequeña para sus intereses. Esta Constitución, a pesar de sus debilidades y de dar soporte a la monarquía, tiene potencialidades que, desarrolladas, podrían significar avances sociales e institucionales que ellos entienden que deben ser eliminados y sustituidos por una nueva legislación que permita asentar el dominio del capital sobre la economía y la sociedad.

Por ello, es importante que denunciemos las intenciones de la derecha de desarrollar cambios sin abrir un proceso constituyente y exigir que se abra ese proceso con transparencia, con la participación directa de la ciudadanía que se pretende excluir. Para ello es fundamental impulsar un movimiento en el que la ciudadanía reclame ahora el protagonismo. Debe ganarse la hegemonía en este proceso porque la derecha ideológica nos la disputa en nuestro mismo terreno, en el de las capas populares, y lo hace porque quiere situar a la mayoría de la población a favor de una salida tecnócrata y anti-política de la crisis.

La izquierda debe superar debates testimoniales, vacíos de contenido. Para ello debemos ser capaces de construir un proyecto que confronte con el que el capital especulativo trata de imponer. Debe darse una batalla de las ideas para que la mayoría real ciudadana, la que sufre la crisis, se constituya en mayoría social y política para ser motor del cambio necesario para construir una salida social y democrática a la crisis para avanzar hacia el Socialismo en este siglo XXI.

Debemos construir la alternativa democrática, federal, anticapitalista, republicana que confronte con el plan antidemocrático, centralista, reaccionario que defiende el PP como brazo político del capitalismo especulativo. Éste debe ser el objetivo político de la X Asamblea Federal de IU, es decir, cómo llenar de contenido cultural y social nuestra propuesta y, desde ella, cómo ampliar las alianzas sociales y políticas para ganar esta fase de la lucha de clases, en la que no podemos olvidar el marco europeo y el internacional.

Surge así la necesidad de recuperar, en primer lugar, la democracia, comenzando por revertir la prioridad que ahora se le ha dado a los mercados y romper con la trampa de la deuda, obligando al sector financiero español a cargar con sus propios errores. Se requieren luchas y reformas que sitúen al Estado bajo el control directo de la ciudadanía para permitir iniciativas de democracia directa y participativa que rescaten lo público de los ‘mercados’. La reivindicación republicana y los proyectos constituyentes deben conectar tanto con la resistencia a los recortes como con las demandas de ‘democracia real ya’.

Al mismo tiempo, debemos hacer frente a una integración europea antidemocrática y neoliberal oponiendo un proyecto de integración democrática y cooperativa, con intercambios entre Estados solidarios planificados, y un sistema monetario y financiero controlado democráticamente.

Esta alianza deberá enfrentarse con la previsible intervención de nuestro país por los poderes económicos europeos, bien con el disfraz de un ‘Gobierno de salvación nacional’ o con una ‘dictadura tecnocrática’ descarada. Deben cuestionarse los bloqueos legales, institucionales y jurídicos que posibilitan las políticas de austeridad, empezando por la estabilidad presupuestaria y siguiendo por las reglas del juego de la UE: libre circulación de capitales, prohibición de financiación a través del Banco Central, etc.

Todo esto significa dar un paso más en la Convocatoria Social hacia una mayor implicación con el movimiento sindical y los movimientos sociales en un proyecto de sociedad. De hacerse desde la voluntad de que la mayoría social que nuestras propuestas representan vayan ganando también a la mayoría real de la población. Esta propuesta debe ser objeto de una reflexión amplia y colectiva en el marco de la X Asamblea. Este es el reto.

Artículo de opinión de José Luis Centella, portavoz parlamentario de IU en el Congreso, publicado en Nueva Tribuna

Nadezhda Krupskaya y Clara Campoamor

 

Nadezhda Krupskaya (1869 – 1939)

Nadezhda Krupskaya, nació en San Petersburgo en 1869, y murió en Moscú en 1939. Fue la esposa del revolucionario bolchevique Vladimir Illich Ulianov, Lenin, además de una reconocida figura del Partido Comunista Ruso. Fue la responsable de la creación del sistema educativo soviético y pionero del desarrollo de las bibliotecas rusas.

Comisaria de Educación y Secretaria del Comité Central del Partido Bolchevique, acabó la enseñanza secundaria en 1887 y en 1890 mientras estudiaba en el Colegio de Mujeres de su ciudad se convirtió en miembro del Círculo Marxista. De 1891 a 1896 se dedicó a propagar sus ideas revolucionarias en la escuela para obreros.

Conoció a Vladimir Lenin en 1894 y más tarde contrajeron matrimonio. Juntos formaron parte de la organización de la Revolución rusa. En agosto de 1896 fue arrestada y llevada junto a Lenin a su exilio, en un primer momento en Shushenskoye y más tarde en Ufa. En esa época escribió su primer libro “La Mujer Trabajadora”. De 1901 a 1905 vivió junto a Lenin en Alemania, Gran Bretaña y Suiza participando activamente en el movimiento revolucionario y publicando Iskra y Vperyod. A su regreso a Rusia en noviembre de 1905 trabajó como Secretaria del Comité Central del Partido Bolchevique. De 1907 a 1917 de nuevo vivió en el exilio junto a Lenin interesándose en esta época por la educación popular en Rusia y en los países occidentales europeos. Fue miembro de la Sociedad Pedagógica Pestalozzi en Suiza y de los Museos Pedagógicos de Friburgo y Berna escribiendo en este momento una de sus mejores obras: “Gente, Educación y Democracia”.

Con la llegada al poder del Partido Bolchevique en Rusia en 1917 fue nombrada Comisaria de Educación tomando entonces parte activa en la preparación de las leyes educativas, en las actividades encaminadas a luchar contra el analfabetismo, en la organización del sistema de escuelas ruso y en el establecimiento de fundaciones culturales para conseguir una sociedad nueva.

Dedicó mucho tiempo al mundo de la Biblioteconomía siendo además una experta conocedora de la Bibliografía rusa y de las Bibliotecas de la Europa Occidental mostrando, por otro lado, especial interés en las bibliotecas norteamericanas. Tomó parte en la redacción de la legislación sobre bibliotecas rusas incluido el Decreto sobre la Centralización de las mismas. Las conferencias y reuniones más significativas realizadas en el campo de la Bibliotecaeconomía fueron realizadas bajo su supervisión. Krupskaya dio múltiples conferencias sobre la distribución de libros, los problemas en el campo de la ciencia bibliotecaria o la Biblioteconomía, escribiendo además numerosos artículos sobre estos temas. Por último, no se puede olvidar, que también elaboró los principios fundamentales de la Ciencia Bibliotecaria en Rusia, que serían la base del modelo soviético de las bibliotecas en el Siglo XX.

Según este modelo, las bibliotecas tendrían una función cultural-pedagógica importante para con sus usuarios, es decir, el bibliotecario sería un tutor que elaboraba catálogos de carácter educativo. La Biblioteconomía soviética se asentaba sobre principios marxistas-leninistas, hecho que se aplicaría con una presencia masiva de obras de ciencias sociales, especialmente en el campo de las ciencias morales, y teniendo como eje vertebrador al Partido Comunista. La  organización de las bibliotecas se basaba en la clasificación decimal BBK o CBL, iniciándose las tareas de su elaboración en 1922, y siendo terminada en 1959.

Clara Campoamor (1888 – 1972)

Nace en Madrid en 1888 y muere en Lausana en 1972. Política española, pionera de la militancia feminista. Procedente de una familia modesta, estudió la carrera de Derecho al mismo tiempo que trabajaba, y se licenció en la Universidad de Madrid en 1924. Al tiempo que ejercía su actividad como abogada, sus inquietudes políticas le llevaron a aproximarse a los socialistas y a fundar una Asociación Femenina Universitaria.

Con el advenimiento de la Segunda República (1931), obtuvo un escaño de diputada por Madrid en las listas del Partido Radical. Formó parte de la Comisión constitucional, destacando en la discusión que condujo a aprobar el artículo 36, que reconocía por vez primera el derecho de voto a las mujeres.

Los gobiernos de la República le confiaron otros cargos de responsabilidad, como la vicepresidencia de la Comisión de Trabajo, la dirección general de Beneficencia, la participación en la comisión que preparó la reforma del Código Civil o la presencia en la delegación española ante la Sociedad de Naciones. También fundó una organización llamada Unión Republicana Femenina.

No consiguió renovar su acta de diputada en las elecciones de 1933. Y abandonó España en 1938, ante la inminente victoria del alzamiento de los militares reaccionarios; el subsiguiente régimen de Franco no le permitió regresar al país, de manera que permaneció exiliada, primero en Argentina, y, desde 1955 hasta su muerte, en Suiza.

Clara Campoamor fue una gran valedora de la igualdad de derechos de la mujer, en cuya defensa publicó numerosos escritos (como El derecho femenino en España en 1936, o La situación jurídica de la mujer española de 1938).

 

 

(Fuente: Agenda de mujeres comunistas. Frente de Mujer PCM)

Extraido de la web de Gazte Komunistak http://www.gaztekomunistak.org/