Donapea, ¿está ya el pacto cerrado?

Publicado: septiembre 14, 2012 en Educación Pública, Especuladores, Izquierda-Ezkerra, Navarra, Opus Dei

EL pacto que ellos llaman consenso abarca por supuesto a UPN y PSN, y solo a ellos.

El resto, incluida la comunidad escolar de Donapea y la sociedad en general, desde la perspectiva de los duros recortes que se están aplicando a la educación pública y a otros servicios básicos, no entendemos sus prioridades.

¿Cómo va a ser prioritario gastar 27 millones de euros en derribar un centro como Donapea, que da un servicio excelente, para construirlo en otro lugar?

Solo este año, se han recortado 27 millones de euros en la educación pública de Navarra.

Solo este año, se han recortado 350 profesores en la educación pública de Navarra. 350 profesores que pueden ser mantenidos durante casi 3 años, con esos 27 millones de euros.

Dicen que los convenios están para cumplirlos y a eso reducen todo su argumentario de año y medio en este tema, que es como quedarse sin argumentos, porque llevan casi un año, desde octubre de 2011, denunciando unilateralmente convenios y contratos de todo tipo, en todas las áreas y que afectan a todos los servicios, con el único argumento de ahorrar.

El convenio firmado en 2011 entre Gobierno de Navarra y el FIMA de la Universidad Privada de Navarra debe de ser de los poquitos que no se pueden tocar, ni reducir ni cambiar una coma, aunque se demuestre una y otra vez, que hay alternativas, que se pueden construir los centros de investigación privados y al mismo tiempo mantener el CIP Donapea donde está.

Esta alternativa sí que conseguiría un gran consenso político, educativo y social, pero ellos no quieren. A UPN y PSN les basta con su consenso. Y le llamarán responsabilidad política, cuando lo que significa es un derroche de dinero público con un solo beneficiario, que es la entidad privada Universidad de Navarra.

Una universidad, que dispone de varias parcelas en su propio campus, calificadas ya urbanísticamente, para poder construir de inmediato los centros de investigación en ellos, y sin embargo, lleva esperando año y medio a la resolución del culebrón Donapea, perdiendo un tiempo precioso en la tan necesaria y estratégica inversión para Navarra que supondrán los tres nuevos centros de investigación.

¿Cómo es posible que con los índices de paro creciendo y la economía de Navarra cayendo como lo está haciendo, aún no le hayan dado vía a esa fuente de desarrollo económico tan importante para nuestra Comunidad Foral en todo este tiempo?

¿Cómo es posible que se esté retrasando una inversión de 225 millones de euros y la creación de 400 puestos de trabajo, habiendo terrenos ya calificados en el propio campus de la Universidad y cuya tramitación pasa solamente por la solicitud de una licencia de construcción?

Son preguntas que añadimos a la pregunta del millón, que aún no se han dignado a contestar. ¿Por qué los nuevos centros de investigación tienen que ocupar los terrenos que ocupa el CIP Donapea, destruyendo de paso este edificio? En el último pleno del Ayuntamiento de Pamplona, proponíamos al Gobierno de Navarra que negociara con esta entidad otras ubicaciones. Entre ellas la parcela que posee la Universidad de Navarra junto al actual CIMA con una superficie de 61.143,42 m2.

Es una pregunta que se hace, por cierto hasta el Defensor del Pueblo en la respuesta que da a la Comunidad Escolar del CIP Donapea en un informe del pasado 13 de agosto, sugiriendo al Departamento de Educación que valore el solicitar “un estudio que analice, con parámetros urbanísticos,si es posible compatibilizar el mantenimiento del CIP Donapea con la futura implantación de los tres nuevos centros de investigación biosanitarias, mediante la adecuada ordenación urbana que permitiera la coexistencia de todas estas edificaciones y sus servicios, cada una de ellas con sus propias características y necesidades, y con las limitaciones y distancias entre ellas que fuera menester para evitarse molestias y condicionamientos”.

A pesar de todo ello el PSN, durante año y medio de culebrón ha puesto pegas a todo menos al traslado del CIP Donapea a otro lugar. En contra de la propia comunidad escolar de ese centro público, ¿están decidiendo, o lo han decidido ya?, que se debe trasladar, sin importar el coste, no solo económico sino de cambios en el Plan Municipal y otros a determinar, según cual sea el lugar elegido.

Es evidente el rechazo social a este proyecto: el Ayuntamiento de Pamplona rechaza esta operación, aunque el PSN se abstuviera, la gran mayoría de los miembros de la comunidad educativa rechazan este traslado conscientes de la situación económica tan precaria que atravesamos, el Defensor del Pueblo solicita un informe urbanístico que analice si pueden compatibilizarse Donapea y los nuevos centros de investigación…

Desde Izquierda-Ezkerra nos sumamos también a la iniciativa planteada por el Defensor del Pueblo, además de las ya presentadas en el Parlamento, con el objetivo de que el CIP Donapea siga estando donde está, sin oponernos por ello a ninguna iniciativa de inversión privada.

 

MARISA DE SIMÓN Y EDURNE EGUINO, PARLAMENTARIA Y CONCEJALA DE IZQUIERDA-EZKERRA, RESPECTIVAMENTE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s