Otra más de la aconfesionalidad del Estado Español.

Publicado: abril 6, 2012 en Aconfesionalidad, Benedicto XVI, Conferencia Epicopal, Constitución, Democracia, Laicidad, República, Semana Santa

Como todos loa años, presenciamos la llegada de la Semana Santa y volvemos a observas las triste imágenes en la que los Organismos Públicos del estado vuelven a hacer gala de su no confesa confesionalidad.

Rara es la ciudad en la que en su pertinente procesión católica no acuden representantes públicos en “cuerpo de ciudad”, o en la que no se ven escoltas oficiales en las procesiones. En otras ciudades, es posible ver como las fuerzas y cuerpos de seguridad rinden honores militares a los pasos de las marchas católicas, como sucede con la Legión y con el Cristo de la Buena Muerte de Málaga.

En un país como el nuestro en el que la Constitución Española dicta que España es un Estado aconfesional, se presume bochornoso y casi anticonstitucional, que durante la Semana Santa las instituciones y organismo públicos se vuelquen con los actos confesionales. En un país que se presume libre como el nuestro, claro que todo el que quiera puede acudir a un acto religioso, pero siempre a titulo individual o personal, y nunca representando a un ente público (concejales, alcaldes, presidentes, etc).

En nuestros días se pueden contar por millones los españoles laicos, ateos, o que profesen un religión distinta a la cristiana-católica, por lo que se presume casi hasta insultante que los entes públicos (ayuntamiento, diputaciones, fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, etc) estén representados en actos de marcado carácter religioso.

Por otro parte, otro punto que todos los años por estas fechas salta a la palestra, es el referente a la financiación pública de estos actos religiosos. Que estos actos se financien con dinero público en un agravio comparativo hacia las personas que no participan en ellos, y más en contextos de fuerte crisis económica como en la actualidad.

En definitiva, durante estos días la supuesta aconfesionalidad del Estado Español queda puesta en entre dicho de manera ridícula. Aun queda mucho que caminar para poder llegar a hablar de la total confesionalidad o laicidad del Estado Español, seguramente solo se pueda llegar a ello a través de la III República, pero poco a poco hay que recorrer ese camino denunciando y eliminando hechos como los aquí contados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s