Estos últimos días hemos podido ver en los medios de comunicación  las bochornosas imágenes en las que la Policía Nacional cargaba de forma brutal y desproporcionada contra jóvenes estudiantes valencianos del Instituto Luís Vives, muchos de los cuales han acabado heridos o detenidos.

El único delito cometido por estos jóvenes valencianos ha sido el defender de forma pacífica la Educación Pública valenciana, la cual es asfixiada día tras día por los antidemocráticos recortes del Gobierno del PP valenciano.

Las imágenes en las que los antidisturbios de la Policía Nacional golpeaban y aporreaban brutalmente a jóvenes menores de edad indefensos,  a muchos nos  han hecho recordar los tiempos en los que la policía franquista campa a sus anchas por las calles españolas.

En una presunta sociedad del primer mundo como se presume a la sociedad española, se antoja inadmisible que los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado actúen de forma brutal y violenta contra jóvenes menores de edad. Los máximos culpables de tan bochornosas hazañas son los propios agentes antidisturbios sin lugar a dudas, pero tampoco hay que restar responsabilidad alguna a los cargos políticos de los que depende este cuerpo policial. En el caso de la Comunidad Valenciana es la señora Paula Sánchez de León, quien como Delegada del Gobierno es la directa responsable de tan atroces acontecimientos, en los que los propios agentes antidisturbios de la Policía Nacional han considerado públicamente como los enemigos a los jóvenes estudiantes.

Las reacciones en repulsa de estos hechos no han tardado en producirse, asociaciones estudiantiles, asociaciones de padres y madres, agentes sociales y organizaciones políticas como Izquierda Unida con su grupo parlamentario a la cabeza, han apoyado la causa de los jóvenes valencianos a la para que exigían la dimisión de la Delegada del Gobierno de forma inmediata.

Los graves hechos no solo quedan en las violentas cargas policiales de los antidisturbios, sino que presuntamente, médicos de hospitales valencianos han denunciado a los medios de comunicación que horas después de que se produjeran las violentas agresiones policiales, miembros de la Policía Nacional se presentaron en los centros hospitalarios y confiscaron de forma autoritaria los partes de lesiones de los estudiantes agredidos.

Estos hechos ya conocidos en internet como la Primavera Valenciana, han hecho despertar al movimiento estudiantil, el cual se está manifestando a lo largo y ancho de todo el país para mostrar su apoyo a los jóvenes valencianos.

En una época como la actual en la que la Educción Publica es perseguida y estrangulada por los neoliberales recortes de los Gobiernos derechosos (PP, UPN, Foro Asturias, etc), de forma esperanzadora se ha demostrado que aun hay una gran parte de la juventud española que cree en la Educación Pública, laica, gratuita, universal y de calidad, y no solo eso, sino que también está dispuesta defenderla con su propia sangre.

Desde aquí, públicamente me gustaría mostrar todo mi apoyo  a los jóvenes estudiantes del Instituto Luís Vives.

¡¡¡La Educación Pública no se vende, se defiende!!!

#primaveravalenciana

#yotambiensoyelenemigo

Anuncios
comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s