Estos días estamos asistiendo a un hecho sin precedentes, la Justicia española está juzgando al único Juez español que ha tenido la decencia de intentar investigar los crímenes acontecidos durante el genocidio franquista.

El 14 de mayo del año 2010 el magistrado Baltasar Garzón fue suspendido cautelarmente de sus funciones como juez de la Audiencia Nacional, después de que el Tribunal Supremo admitirá trámite una querella de la ultraderecha contemporánea y le abriera un juicio oral por presunta prevaricación al declararse competente para investigar los crímenes de la represión franquista.

Durante los tres años que duro la Guerra Civil española y los más de treinta años de cruel dictadura, los que se alzaron contra la libertad y democracia convirtieron la violencia y el exterminio en uno de los principales puntales de aquel sangriento régimen.

En esta comunidad fueron más de 3.000 las personas desaparecidas durante aquellas fatídicas fechas, muchas de las cuales ha día de hoy aún siguen en paradero desconocido enterradas en cualquier cuneta. Tampoco hay que olvidar los cientos de mujeres que fueron humilladas, rapadas y ultrajadas por los que se sublevaron contra la legitimidad democrática de la II Republica Española.

En la fallida transición española, en vez de reconocer y reparar  a las personas que fueron víctimas de la barbarie fascista única y exclusivamente por defender una sociedad más justa, se intento tapar y olvidar lo ocurrido durante décadas en este país.

Con el paso de los años fueron los descendientes de los represaliados los que maduraron el tejido asociativo que durante la última década ha sido el abanderado de la lucha por la recuperación de la Memoria Histórica. Estas asociaciones sin apenas financiación pública y con infinidad de obstáculos que salvar, poco a poco han ido localizando, identificando y exhumando infinidad de fosas comunes, guiadas por el único afán de dar una digna sepultura a sus antepasados.

Cuando por fin estas asociaciones se veían respaldadas por la Justicia Española personificada en el Juez Garzón, los herederos de la dictadura agitaron de nuevo el fantasma franquista e incompresiblemente lograron encausar al único Juez que ha intentado impartir justicia en cuanto a los crímenes del franquismo se refiere.

Para las asociaciones de memoria histórica, para los familiares de las víctimas y para los demócratas en general, se antoja inadmisible que el Juez Garzón este siendo juzgado y perseguido por tener el único afán de intentar esclarecer los hechos acontecidos en unas de las páginas más negras de la historia de este país.

A día de hoy aun somos  muchos los ciudadanos de este país que no queremos olvidar nuestro pasado, que creemos en la III Republica Española como ruptura definitiva con el franquismo e instauración definitiva de la plena democracia, y que a día de hoy apoyamos al Juez Baltasar Garzón por estar totalmente convencidos de su inocencia.

Anuncios
comentarios
  1. Casas Viejas dice:

    En la Fundación Guru-Gú se comenta que el asunto de Garzón es tan grave que el Tribunal Penal Internacional piensa citar en las proximas horas al ilustre jerezano Pedro Pacheco para que confirme si es el autor de la célebre y muy puñetera frase que hace un cuarto de siglo pronunció sobre la justicia. Y de confirmarse que diga si considera que 25 años mas tarde tiene plena vigencia.Y en ese plan.Ninguno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s